Truco y Trato es una de las tradiciones más queridas de Halloween. Aunque es esencialmente la misma actividad todos los años, sigue siendo tan memorable como lo fue siempre, y con el tiempo se ido modificando ciertas cositas nuevas. Algo parecido le ocurre a Costume Quest 2, la secuela de la empresa Double Fine y del cual saco su original en el 2011. Al final de la historia, uno se siente más que esta jugando a su juego original que a su secuela, aún así sigue manteniendo esa dulzura que tanto nos gusta.

La historia comienza cuando la misma fiesta de Halloween corre peligro. Un dentista demente y conocido como Orel Blanca ha creado un pacto con un asistente del tiempo para reclutar a los Grubbins unos monstruos que querrán tomar el sagrado talismán y poner fin al ritual anual de Halloween.

Los jugadores podrán controlar esta vez tanto a los personajes de Wren y Reynold, en los primeros minutos del juego nos permite la opción de poder escoger a nuestro personaje principal. El diálogo y las encantadoras expresiones de las caras de los niños se crearon de forma genial, mostrando de esta manera que este juego contará con más humor que su antecesor.


Costume Quest 2 cuenta con más batallas por turnos que su juego original, con cada personaje transformándose en el traje que lleva puesto. Los disfraces se encontrará esparcidos por el mundo del juego, por lo cual estaremos obligados a proceder, por lo que hay que ampliar la variedad que se encuentra en el combate. Los combates vuelven al más puro estilo de su original, pero en esta ocasión evolucionan con el transcurso del juego. Los botones si le damos en el momento idóneo pueden causar más daño, pero también puede conducirnos hacia combos de dos hits o incluso a movimientos especiales contra nuestros enemigos. El combate es fácil de entender, pero el tiempo se nos puede hacer cuesta arriba, especialmente si hay algún tipo de retraso. Afortunadamente, las batallas no son tan difíciles y se puede llevar con algo más de calma.

Parte de la dificultad es fácil y esto es debido a una de las nuevas incorporaciones de Costume Quest 2: las Tarjetas Trato espeluznantes. Estos son cartas coleccionables que se pueden utilizar en el curso de la batalla, cada una tiene varios efectos. Algunos pueden ser utilizados para impulsar las habilidades individuales, mientras que otros pueden ser utilizados como recompensas después de la batalla o para debilitar los enemigos. Hay suficientes cartas para llenar un álbum y la gestión de las cartas requiere mucho tiempo libre, en esta ocasión se añade una cantidad sorprendente y bastante profundo al sistema de combate del juego.

La exploración es fundamental como parte de Costume Quest 2 como su combate y aquí es donde el juego demuestra que se encuentra algo limitado. Para avanzar es necesario jugar con muchas de las habilidades dentro del campo de los trajes, algunos de los cuales no siempre son tan evidentes y puede ser frustrante el tenerlo que averiguar. Incluso con muchas habilidades diferentes para utilizar, sin embargo, todavía nos encontramos con un sistema de exploración que nos puede hacernos sentir que es monótono. Todo se siente una repetición constante, hay ciertas zonas que siempre usamos el patrón de Truco o Trato, luchar y repetir. Es un patrón que te encuentras con bastante frecuencia a través de los tres períodos de tiempo del juego y sobre todo cuando tenemos que volver hacia atrás para refrescar el juego.

Sin embargo, el trabajo duro vale la pena solo con ver los personajes del juego. Los personajes son el corazón y el humor genuino de Costume Quest, desde los personajes principales hasta los Grubbin. Incluso cuando jugamos con los poderes de los disfraces también nos encontramos con más humor en la pantalla del juego.

En Costume Quest 2 nos encontramos con un montón de risas, con una buena narrativa bastante alegre que nos ayuda a llevar estas fiestas de forma más divertida. Costume Quest 2 encaja maravillosamente la festividad de Halloween y lo reconvierte en un cuento lindo para jugar, su mecánica de rol y sus aventuras caprichosas encajan igual de bien en cualquier época del año. No es un juego que solo se juega en estas épocas sino que podemos jugar con él en cualquier momento. Es encantador y dulce, lo suficientemente para que nos guste Halloween pero sin llegar a tener miedo.

Más información:

Costume Quest 2 está disponible para PC por 14,99 dólares. También dentro de poco estará disponible para Xbox One, PlayStation 4, Wii U, Xbox 360 y PlayStation3 de forma descargable.

El juego está clasificado para mayores 10 años.

Comenta este juego