Crescent Moon firma uno de los juegos de aventuras más jugados de toda la App Store de Apple. Sin duda, estamos ante una fórmula que se repite, aunque hay que reconocer que este Evertales lo lleva excepcionalmente bien. Un mago, un guerrero y un elfo serán los héroes del juego que nos ocupa. Y aunque las comparaciones siempre son odiosas, en este caso el título se refuerza gracias a su parecido en mecánica y gráficos a un grande de lo descargable: Trine.

Tres héroes

Como ya hemos comentado al comenzar la partida, se nos dará la oportunidad de elegir entre tres personajes, cada uno con un rol determinado. La elección está llena de tópicos sacados de contexto. Podremos seleccionar a Sir Jorjin, un guerrero que no está en su mejor forma, Arwick, un elfo que gusta de compartir cama con el sexo débil y, por último, Taragon, un mago que empieza a dar muestras de demencia senil.

El titulo comienza de manera algo abrupta, en una taberna. Es en ese punto donde la aventura se abre paso. Desde el principio, podremos elegir entre cualquiera de los tres héroes del juego, aunque durante la partida estaremos casi obligados a cambiar entre ellos para sortear los retos que se nos propone. La faceta rolera es palpable desde el menú de selección, pues éste ya nos propone poder seleccionar una clase para nuestro aventurero. Para el guerrero tenemos caballero, barbaro y hasta espartano. Para el mago tenemos druida, sacerdote o sanador. Y el elfo posee las clases ninja, convicto y una que no me queda del todo clara: hippie. Cada clase cuenta con su propio vestuario y cuesta monedas que iremos recolectando por todo el mapeado. Estas se encuentran o bien esparcidas, o bien en cofres que tendremos que descubrir. No es que las clases aporten mucho al desarrollo, pero le dan algo de variedad.

Las armas a las que podremos acceder son algo raras. Al típico arco, mandoble o báculo, se le suman otras algo raras como los cócteles molotov. En total, hasta 27 armas seleccionables. Los antagonistas son poco variados, y los jefes de final de fase cuentan con sus propios patrones de ataque, que tendremos que adivinar para poder vencerles. Son enfrentamientos muy duros, y muchas veces, caeremos en la batalla hasta dar con su punto débil. Estos combates ponen la epicidad que le falta al título. Sólo por llegar a pelear con el jefe final, merecerá la pena que nos dejemos los huesos en toda la fase.

Fiel al estilo del gran Trine

El acabado gráfico raya buen nivel, mostrando texturas muy nítidas en tres dimensiones sobre un desarrollo puramente en un sólo plano. Esto en la práctica, si se hace correctamente, no tiene por qué chirriar. Y eso es justo lo que ha pasado con este Evertales. Los personajes están bien definidos y se mueven con soltura. Quizás a la hora de saltar sea donde se aprecie algún movimiento poco realista. Los enemigos, aunque poco variados, son perfectamente creíbles. Sobre todo las arañas que nos salen al paso, ya que se mueven de forma muy natural. Al final de cada fase, nos toparemos con un último escollo antes de pasar a la siguiente: un final boss al que tendremos que abatir en singular duelo. Estos nos pondrán las cosas muy difíciles, aunque la recompensa valdrá la pena.

Las fases sí que son algo más variadas, pasaremos por bosques tenebrosos y aldeas encantadas, todo con un tono a cuento de hadas muy chulo. Todo el conjunto recuerda bastante al ya mencionado Trine. Y es que comparten muchas cosas estos dos títulos. Por ejemplo, la elección de los héroes, el estilo de juego puramente en dos dimensiones y hasta el poder elegir al protagonista en medio de las fases. Quizás en lo que más difieren Evertales y Trine sea, aparte de la producción y los gráficos, en la historia algo mejor elaborada de Trine. Sea como fuere, este Evertales es un digno contrincante, por llamarlo de alguna forma. Y además es gratis.

Controles supertáctiles

Los desarrolladores siempre están buscando una manera mejor de poder manejar el juego y estrechar así los lazos digitales entre jugador y juego. Evertales tiene unos controles muy suaves que responden a la perfección con cada toque de pantalla. Están bien distribuidos y nunca estorban. Eso hace que la visión sea mejor. Y para que tu experiencia de juego sea aún mayor, te recomiendo que juegues con el Joystick de Logitech especial para iPad. Si bien es cierto que Evertales no se desarrolló para este periférico, el juego gana en agilidad con él. Y si por lo que sea no te acostumbras al control de toda la vida, está la posibilidad de cambiar al de gestos. Así manejaremos al protagonista mediante gestos en pantalla. Este método de jugar no me convence del todo, pero es una buena aportación. Por supuesto, el titulo es totalmente compatible con el Game Center.

Evertales, una aventura como las de antes

Se trata sin duda de una muy buena opción para todos aquellos que gusten de jugar aventuras con sabor añejo. Con un planteamiento sobre todo divertido y estratégico, por la conmutación entre personajes en medio de las fases. Además, el precio es inmejorable: es totalmente gratuito. Tened por seguro que pocas aplicaciones ofrecen tanta diversión por tan poco.

Comenta este juego