El escenario de Canción de Hielo y Fuego de George RR Martin (y su correspondiente serie de HBO, Juego de Tronos) es desolador. La traición, el asesinato y solapada intriga son los principales componentes de la fórmula ganadora de la franquicia.

Estos temas hacen que Westeros sea un lugar fascinante y peligroso, un hecho que se refleja fielmente en este juego de rol de los Estudios de Cyanide. Por desgracia, el resto de la experiencia está llena de problemas técnicos y de diseño tan frustrantes que deben haber venido de la mente desquiciada de Mad II Rey Aerys. Al igual que el reinado del Rey Loco, este giro en la ficción de Martin es ruinosa para el Westeros.

Al igual que los personajes en el punto de vista de las novelas, la narrativa en el Juego de tronos se divide en capítulos, y los suplentes de control entre los dos protagonistas. Alester es un cura rojo que regresa de un exilio de 15 años en el este, y Mors es cambiaformas en la Guardia de la Noche. Aunque las dos líneas argumentales son inicialmente ajenas, cada arco de la historia está lleno de interesantes novedades y giros sorprendentes, por lo que su eventual convergencia es satisfactoria.

Screenshots

La estructura atractiva imita a ciertos libros, así, el cambio de personajes en momentos de alta tensión y dejando que emocionado de retomar el hilo más tarde. Puesto que la parcela total es la única cosa que el juego tiene a su favor, no voy a revelar detalles, excepto para decir que la historia es muy triste – aún más desesperada que las novelas. Los eventos tienen lugar en paralelo al primer libro y la primera temporada de la serie, por lo que no tiene que preocuparse por ningún spoiler de la serie, si has llegado tan lejos en una u otra forma.

Martín ha colaborado con Cyanide para crear la historia, pero dada a la mala calidad de las escenas individuales, supongo que la participación del autor se detuvo en una fase conceptual de alto nivel. El diálogo es la tarifa estándar de la fantasía, carente de personalidad y agravada por las actuaciones de voz. Como si eso no fuera suficiente para drenar el drama, animación malo y graves problemas técnicos distraen la atención de las escenas que se supone que son culminantes.

Viendo las fases de los personajes a través de las paredes, aparecen de la nada, sin decir una palabra o abrir y cerrar la boca transmuta cualquier posible impacto emocional en humor involuntario – un problema imperdonable cuando estás tratando de contar una historia sombría y de oscura fantasía.

Comenta este juego