[gameinfo title=”Info del Juego” game_name=”Guacamelee!” developers=”Drinkbox Studios” publishers=”Drinkbox Studios” platforms=”PC, PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One” genres=”2D, Aventura” release_date=”09/04/2013″]

Guacamelee! cuenta la historia de Juan, un aspirante a luchador que muere trágicamente cuando el malvado Carlos Calaca asciende desde el infierno con un ejército de esqueletos y empieza arrasando el pequeño pueblo de Juan. Resucitado por una máscara de lucha libre mágico, Juan se embarca en su búsqueda para rescatar a su amor y vengarse de Calaca una vez por todas.

Guacamelee tiene una estructura de exploración al más puro clásico de las 2D como Super Metroid y con referencias a otros juegos como Super Mario Bros, Castle Crashers. Guacamelee fácilmente pudo haber sido un juego más para complacer, así como un complemento de la película, pero tiene esa clonación de los juegos más éxitosos de los juegos antiguos.

Con Guacamelee, el desarrollador de Drinkbox Studios demuestra algo más grande que el amor por sus influencias. El poder entender el como trabajar, explorar y separar esa fórmula ya conocida por todos (juegos clásicos) y que todo esto gire en una sola dirección en conjunto hace que sea una creación única.

Guacamelee es un juego donde un campesino mexicano llamado Juan, cuya vida aburrida es interrumpida cuando la mujer de sus sueños es secuestrada por un asesino esqueleto llamado Carlos Calaca. Juan entonces es asesinado en un intento fallido de rescatarla, no obstante Juan es resucitado como un luchador en el Reino de los Muertos. Viajando a través de los bosques, desiertos y templos de los alrededores, Juan construye un arsenal de lucha con poderes místicos para poderse enfrentarse al ruin Carlos Calaca.

Guacamelee es un juego que va creciendo en cada nivel de forma inteligente, con nuevas áreas donde nos encontraremos con obstaculos que solo se superarán con nuevas habilidades y nuevos trucos que iremos aprendiendo para la hora de combatir, todo esto se añadirá al repertorio de Juan. La habilidad de cabezazo puede destruir los bloqueas amarillos, pero también se puede utilizar para enviar a nuestros enemigos hacer ping-pong a través de la pantalla. El uppercut destruye bloques de color rojo y te permite extender tu salto justo lo suficiente para poder acceder a algunas repisas que inicialmente estaban fuera de nuestro alcance. Cada actualización nos otorga una satisfacción de forma inmediata, connuevas áreas por explorar y con objetivos extendidos para poder dominar algún que otro nuevo movimiento.

El poder descubrir nuevas habilidades a través de algunos retos increíbles hace que este juego se mantenga unido en gran parte debido tambien a los estrictos controloes de Guacamelee. Las habilidades de Juan se activan en la base de las direcciones del mando o empujando el stick analógico, nunca tuve problemas para manejar a nuestro personaje de forma rapida siempre que lo necesitaba. Los jugadores tienen el control total del personaje de Juan, también pueden moverse con un movimiento especial o con cualquier tipo de combinación si así lo deseamos.

Guacamelee

Despues de practicar todo tipo de movimientos, combos, uppercuts y demás, hace que nuestras hazañas se vean despues más impresionantes y nuestros movimientos se vean mejores con el tiempo. Guacamelee está dispuesto a darte mucho por que a cambio pide mucho, cada nuevo enemigo (desde los gigantes esqueletos con un martillo en la mano, a los dragones en el aire) nos pone una dificultad algo complicada pero aceptable, haciendo nuestra lucha algo memorable.

Incluso despues de jugar horas, Guacamelee se siente como los juegos de la vieja escuela. Los grandes tramos del juego nos proporcionan un desafío accesible, pero tendremos que descubrir ciertas áreas con una bonificiación brutal, sin contar esos lugares llenos de enemigos. Mientras que la exploración son bits opcionales, los combates contra los jefes también nos proporciona una dura batalla de habilidad, que requiere de un combate inteligente y con un reconocimiento magistral del patrón.

Estos jefes comparten un diseño llamativamente coherente dentro del juego, visualmente diseñado por la cultura mexicana hace que sea una alegría el poder explorar todo el juego. Como cuando Juan gana la habilidad de poder cambiar entre el Reino de los Muertos y la tierra de los vivos, las zonas en las que ya hayas ido a través de un mundo, cambia totalmente de forma. Desde los frondosos bosques que se transforman en bosques espeluznantes llenos de deterioro y de vida vegetal, las estatuas del templo estoicos se transforman en visiones demoníacas. Drinkbox ha puesto una cantidad asombrosa de trabajo en la construcción de este colorido mundo de Guacamelee y yo por lo menos quería ser testigo de este mundo.

Sin embargo, incluso para los coleccionistas, Guacamelee no se extiende en su bienvenida. El ritmo del juego es impecable, nos garantiza vayamos aprendiendo de forma adecuada o rapida todo el funcionamiento del juego, cómo usar una habilidad, hacia donde tenemos que ir. Las configuraciones son sencillas y los controles son bastante buenos. Guacamelee es relativamente corto pero en consecuencia de ello, tenemos un titulo divertido y sin nada de relleno.

Otros caminos

Además del juego principal, Guacamelee cuenta con dos bonos de un valor cuestionable. En primer lugar, si compras en cualquier plataforma el titulo de Guacamelee ya sea en PlayStation 3 o PS Vita, este te permite la descarga en la otra plaforma con la Cross-Buy. Con la Cross-Buy podemos tambien el poder subir un archivo en la nube con una plataforma para guardar y luego descargarlo con la otra plataforma y continuar donde lo hemos dejado. Este es un juego corto y quizás no salga muy rentable esta opción, pero funciona muy bien si tienes ambos sistemas y para poder cambiar entre la TV y la Vita siempre que queramos.

Esta opción de forma cooperativa tiene menos atractivo, mientas que si un segundo jugador desea jugar en cualquier momento con nosotros, sólo puede hacerlo a nivel local. La opción cooperativa no le aporta mucho a este titulo.

Comenta este juego