[gameinfo title=”Info del Juego” game_name=”Valiant Hearts” developers=”Ubisoft Montpellier” publishers=”Ubisoft” platforms=”PC, PS3, PS4, Xbox 360 y Xbox One” genres=”2D, Aventura” release_date=”25/06/2014″]

Valiant Hearts: The Great War es después de todo un juego de puzzle con secuencias de acción, ambientada en la Primera Guerra Mundial. Situado en medio de la sangre y la carnicería de la Primera Guerra Mundial, Valiant Hearts es una historia conmovedora y trasladado a cuatro individuos reunidos por temas de venganza, lealtad, amor y por temas que perdieron. El modo de juego de aventura/puzzle puede ser un poco ligero, pero eso es porque el entorno, el estilo artístico, el protagonismo que narra la historia oscura de la realidad sufrida en la Primera Guerra Mundial hace que se nos haga algo corto, pero intenso.

Los primeros momentos de Valiant Hearts son algo simplemente impresionantes. Arrancado de su granja, Karl nacido en Alemania es deportado lejos de su esposa y su recién nacido, como estos engranajes se van juntando para el inevitable conflicto que llevará al mundo al Armagedón.

La forma que tiene Valiant Hearts para captar estos primeros momentos de la guerra son un ejemplo magnífico del motor de UbiArt Framework. Aunque los personajes y el estilo de arte es caricaturesco, casi jovial con sus representantes estereotipadas de las nacionalidades, el estilo se nota que lo han hecho a mano y con una realidad brutal, los proyectiles de artillería y el fuego de la ametralladora son unas de muchas imágenes impactantes y conmovedoras que veremos en este juego.

Valiant Hearts: The Great War se juega como un juego de plataformas en 2D, con un uso inteligente de las capas en primer plano y con un fondo que te permite moverte por el paisaje en determinados momentos con el fin de escapar de la persecución o de progresar a través de los campos de batallas del frente occidental. Como buen juego de plataformas de aventuras en 2D, Valiant Hearts es un simplemente sencillo pero con una gran variedad de puzzles para poder vencer los niveles y poder proseguir.

Cada personaje tendrá su propia habilidad particular, por ejemplo, Freddy siempre lleva sus cortador de alambre, mientas que Emile puede cavar a través del suelo para acceder a las zonas más profundas del nivel. Cuando se juega con Anna estarás curando los soldados (de ambos lados), este será más como un mini-juego médico. La mayoría de las veces tendrás a Walt contigo (el perro de la Cruz Roja), este te ayuda a acceder a más puzzles, a llegar a zonas de difícil acceso.

Estos rompecabezas son rara vez agotadores e incluso si te encuentras que sea dificil, hay un sistema de pistas de tres niveles que se desbloquea si se toma demasiado tiempo para descifrarlos. Valiant Hearts nos cambiará literalmente cuando juguemos a sus mini-juegos humoristicos, hace de este juego algo más agradable para jugar. De conucir las tropas francesas en la parte delantera de un taxi, para evitar el ataque de un zepelín gigante que nos arroja proyectiles explosivos, estos pasajes del juego se juegan más a un ritmo de una música bien clásica mientras vamos evitando los obstaculos que nos vamos encontrando. Podría parecer algo raro o incluso falta de respecto a la historia de la Primera Guerra Mundial, no obstante es algo necesario dar ese toque de humor para romper un poco la trama del juego, de esta forma nos dan un respiro bien necesario, dando más impacto a esos momentos más importantes.

Lo que viene siendo un cliché ya bastante conocido, es la necesidad de un vil Némesis. El Barón von Dorf es el villano que perseguimos eventualmente en el frente occidental durante la mayor parte del juego. Él es un villano con bigote del eslabón más débil de Valiant Hearts. Afortunadamente nuestro personaje es el punto crucial del juego y su apariencia termina unas horas antes de que el juego llegue a su final emocional.

Aunque he hablado sobre el juego de Valiant Hearts, la lógica de los simples puzzles no son la razón por la que debes jugar a este juego, ya que Valiant Hearts hace lo que muy pocos juegos consiguen. Nos cuentan una historía sincera acerca de como se vive a través de la Primera Guerra Mundial. En Valiant Hearts nos cuenta una historia de guerra sin soldados heroicos, ni soldados armados hasta los dientes, sin pintarnos una imagen golorificada de la guerra y la violencia como tantos juegos (algunos de ellos son de la misma compañia, Ubisoft). Lo que hace este titulo es que nos permite conectar con los personajes que retratan, Emile, en particular, es el núcleo emocional de la historia, su viaje hacia el frente y toda la sangre, las vísceras y hace ver la muerte y su servicio de forma bastante silenciosa. Como muchos de quienes lucharon por este conflicto.

No esperaba que Ubisoft creará un juego que haría el honor a la justicia y mucho menos el honrar a los que murieron. Sin embargo la mezcla de los hechos históricos es una experiencia con los auténticos coleccionables de cada nivel, los fragmentos de las cartas reales que enviaron a casa desde el frente y que le llevará en el viaje a través de las batallas más sangrientas de la guerra, hace que Valiant Hearts se proponga lograr una experiencia única y que a la vez tenga éxito.

No hay muchos videojuegos que traten la guerra con el respecto que se merecen, por ejemplo Metal Gear quizás sea demasiado dialogo y algo torpe, mientras que Call of Duty y Medal of Honour son juegos llamativos y totalmente desinteresados en la realidad. Valiant Hearts, mediante el uso de la guerra como telón de fondo y evitando demasiado conflicto directo, rinde homenaje a todas esas personas que murieron durante la Primera Guerra Mundial y encima lo hace con un poco de humor, tragedía y melancolía.

Quizás uno de los mejores momentos del juego es cuando intentamos evitar el ataque del Zeppelín del Barón von Dorf con la música de Carmen.

Comenta este juego